image Las grandes empresas ignoran Pinterest image ¿Quiénes son los grandes aliados de las marcas de belleza?

Déjanos una línea

Enviar Mensaje

¿Cómo se vende una película a través de las redes sociales?

Las causas que llevan al éxito una película siguen siendo un misterio por descifrar. En la industria de Hollywood, por ejemplo, son muchos los factores que pueden influir para que un trabajo acabe teniendo éxito: el nombre del director y los actores protagonistas, la eficacia de los tráilers promocionales, si las críticas son positivas (o no), la reacción de los espectadores, el dinero gastado en la campaña publicitaria o la reputación que arrastre la producción, suelen ser los más importantes. Algunos incluso se ven beneficiados por el gran escaparate de los premios Oscar, tanto que la reciente ganadora a la mejor película (Spotlight) probablemente verá incrementada ahora su recaudación.

Pero hay otro territorio que los estudios están empezando a explotar: las redes sociales.  Y es que, si se usan bien, pueden llegar a ser muy beneficiosas para la campaña de promoción de una película.  Es el caso de Marte, película de Ridley Scott que usó los nuevos canales de comunicación (ya lo había hecho para dos trabajos anteriores: Prometheus o El Consejero) para lanzar una serie de videos que funcionaban para contextualizar la historia y presentar los personajes. Material inédito, exclusivo y creado específicamente para la red que funciona para generar ruido antes del estreno.

En el caso del film de Scott no se sabe a ciencia cierta si la promoción en las redes sociales acabó resultando decisiva para el buen funcionamiento comercial de la película. No es así, con Deadpool, el gran éxito del momento que bate récords de taquilla en todo el mundo. Una adaptación de cómic rodada con un presupuesto no demasiado alto y que inició, ya desde su rodaje, una intensa campaña promocional a través de sus cuentas oficiales en Twitter, Facebook, YouTube o Instagram. Como su target es principalmente adolescente, el equipo de marketing labró una estrategia basada en contenidos en auge como memes, videos cortos, montajes fotográficos o contenidos políticamente incorrectos y con humor irreverente que fueron compartidos continuamente por los usuarios. Lógicamente, la expectación antes del estreno era estratosférica.

¿Puede que sea la primera película de Hollywood que basa su éxito en su dominio de las redes sociales? Curiosamente, el mismo fin de semana de su llegada se estrenó la segunda parte de Zoolander, otra película que quiso utilizar las redes sociales como arma de promoción, en este caso usando otras estrellas del mundo del espectáculo o grandes marcas para colaborar.  Sin embargo, el resultado, poco inspirado, menos divertido y seguramente agotador para el usuario, ha tenido como resultado un estrepitoso fracaso de taquilla. Hay que usar las redes, pero usarlas bien.

GN Media
Sobre GN Media
Entradas relacionadas
  • Todas
  • Por Autor
  • Por Categoría
  • Por Etiqueta

Deja una respuesta

Tu Email no será publicado.